sábado, junio 15, 2024
Fútbol

Ángel Auad: “Noboa no quiso ingresar a una casa de salud”

El médico que trató al futbolista se defendió de las acusaciones en su contra

Después de que el futbolista Cristhian Noboa acusara a Ángel Auad por una supuesta mala práctica médica, el profesional de la salud habló para el medio El Universo y contó su verdad. Acerca de que lesión aqueja el jugador de 39 años respondió: “Inicialmente tuvo una rotura de su menisco interno. Vale mencionar que él ya fue operado hace cinco años de la misma rodilla, en España. Le hicieron una reconstrucción de ligamento cruzado y le habían reparado ese menisco, que se volvió a romper. Lo que se hizo el 1 de abril fue una artroscopía para remodelar ese menisco, volver a darle la forma anatómica para que Noboa pueda seguir jugando”.

¿Cristhian Noboa debería retirarse del fútbol profesional?

Auad fue claro en su respuesta al asegurar que Noboa forzó su rehabilitación y que eso no fue lo más adecuado, pero que todavía podría seguir jugando. “Es una respuesta bastante incierta, porque en primer lugar el jugador Noboa tiene casi 40 años de edad, (aún tiene 39, nació el 9 de abril de 1985) y su rodilla es la de un futbolista de esa edad. Ya tiene su daño, su desgaste, su artrosis. A él lo que se le dijo es que se le operaba el menisco con la finalidad de que se pueda reintegrar (al fútbol) y pueda culminar su vida deportiva en Emelec, como él había soñado. Esas también fueron sus palabras. El problema es que él (Noboa) se le hizo actividad física forzada, pensando en estar operativo para el Clásico de Astillero (el 28 de abril pasado) y entonces forzaron su rehabilitación”.

¿Cómo actuó el jugador durante el tratamiento?

Ángel Auad afirmó que Cristian Noboa no tuvo una buena conducta con el cuerpo médico que lo atendió. “He conversado con el representante muchas veces y fui muy claro: con él se lo aguantó mucho. Tanto yo, como todo mi equipo médico, las personas que trabajan conmigo, el médico infectólogo, clínico, vascular y los residentes de las clínicas, todos fuimos objeto de maltrato, de insultos, calumnias por parte del señor Noboa, mientras él estuvo ingresado.

Cuando conversé con el señor Gonzalo Vargas, que es el representante, le dije que yo soporté mucho. La verdad, pienso que se le pasó la mano y eso no es correcto, No tengo que aguantar insultos. Él (Noboa) debe buscar una alternativa porque no está contento con el tratamiento brindado”.