viernes, junio 14, 2024
Automovilismo

Renault Ecuador impulsa el slow travel

Opciones para viajes en familia

¿Se acerca la hora de planificar tu próximo viaje y tienes sentimientos encontrados? ¿Escuchas tu voz interior y recuerdas que en las últimas vacaciones no descansaste? Renault Ecuador te da algunos tips para que puedas tomar decisiones.

 ¿Te prometiste no llenar el planning de cada día con miles de actividades? Si has contestado afirmativamente a algunas de estas preguntas, es que necesitas apuntarte al slow travel.

El slow travel no es una nueva tendencia, es otra forma de viajar donde el trayecto importa, donde lo esencial es enfocarnos en nuestro bienestar, reconectar con la naturaleza, o simplemente fomentar la observación en nuestro lugar de destino.

Para cada una de esas aventuras con familia o amigos, existe la opción perfecta de Renault, la marca francesa representada por Automotores y Anexos S.A. en Ecuador. La firma cuenta con su amplio portafolio que va desde sedanes, hashback, crossover y SUV, y que se ajustan a los gustos y necesidades de su gente.

Además de que al hacerlo con un vehículo Renault, disminuimos la emisión de gases nocivos para el planeta, gracias a sus motores de última generación, así podemos realizar un viaje respetuoso con el entorno.

Los destinos silencios

El turismo rural es uno de los que más ha crecido en los últimos tiempos. Y lo mejor es que, por mucho que se popularicen estos destinos, en Ecuador tenemos el privilegio de contar con multitud de rincones en los que estar a solas y en silencio.

Sleep Tourism, nueva tendencia

¿Sabías que muchas personas planifican sus vacaciones con la intención de dormir? Se llama sleep tourism (o turismo de sueño) y es una de las tendencias vacacionales de las que más se habla. Normalmente es el hotel el epicentro de la experiencia, que además nos ofrece las condiciones perfectas para mejorar la calidad de nuestro descanso.

El Slow Tourism más entretenido

La mayoría de expertos recomiendan reconectar con la naturaleza cada vez que el estrés nos invade. Y no es necesario esperar a que lleguen las vacaciones, sino que podemos hacerlo en pequeñas dosis, como escapadas de un día de la ciudad al campo para hacer senderismo, practicar deportes o simplemente, contemplar en familia una buena puesta de sol.

Otro plan ideal es una acampada en familia, preferiblemente en un lugar sin cobertura.